¿Por qué elegí esta ilustración?

Ilustracion: Georges de La Tour Magdalena Penitente 1625-1650 Metropolitan Museum Nueva York

¿Por qué elegi esta ilustración?

Una habitación a oscuras, una única fuente de luz, una gran figura que llena todo el cuadro. Una mujer sentada. Aún es joven, ni su rostro que apenas vemos, ni su cuello y escote, ni sus manos delatan todavía la huella destructiva del tiempo. Solo tres colores, los más antiguos, los que han acompañado a los humanos desde la remota prehistoria: el blanco, la luz, el rojo, la vida, el negro, la muerte.
Georges de La Tour (1593 – 1652), pintor lorenés, hijo de un albañil, casado con una mujer de la nobleza, con ínfulas de noble y odioso a sus vecinos, famosísimo en vida. Habitante del terrible siglo XVII, en una tierra disputada entre el Imperio y el rey de Francia. Georges de La Tour no existía, de su producción de casi quinientos cuadros, quedaron veintitrés originales. Georges de La Tour volverá existir a partir de 1932, cuando la Europa del siglo XX, que ya olvidaba lo que era la oscuridad pronto conocerá las tinieblas.
Los cuadros de Georges de La Tour no tienen título, es decir su título original se ha perdido y el que tienen es posterior al redescubrimiento del pintor. Volvamos al cuadro. ¿Esta mujer es María Magdalena? María Magdalena, santa muy popular en la Edad Media, fue un motivo muy repetido desde el Renacimiento, pues en un cuadro de temática religiosa es posible pintar a una hermosa mujer, poder exhibir ricos ropajes, desnudez femenina sin que hubiera censura. Magdalena a partir del Renacimiento es casi siempre rubia, de larga y rizada cabellera. Incluso o sobre todo, cuando de trata de Magdalena penitente, es posible apreciar la sensualidad del personaje. María Magdalena siempre fue una santa incómoda, ambigua, turbadora. No era virgen, no era esposa, no era madre, pero es una de las valientes mujeres que asiste a la Crucifixión y el primer testigo de la Resurrección. La Iglesia no tuvo más remedio que tolerarla.
Magdalena está sola en una habitación despojada como una celda, mira hacia el espejo aunque no vemos su reflejo ¿se ve ella misma? Quizá se mira por última vez. Quizá nunca más volverá a ver su rostro iluminado intensamente por la única fuente luz, ese candelabro con esa vela lujosa de cera, en ese espejo de marco tallado. Ha dejado el collar de perlas sobre la mesa, las perlas que en el siglo XVII indican liviandad, se asocian con las cortesanas y la prostitución. En el suelo hay otras joyas. Magdalena se está despidiendo, en silencio, en soledad absoluta. Pero Magdalena aún es quien ha sido, la mujer que ha conocido el placer y la libertad. Aún calza lujosamente y su falda roja como los zapatos es de rico tejido. Ese color rojo que lleva siglos tiñendo los vestidos de novia, los vestidos de fiesta, los vestidos de las prostitutas. Es cierto que lleva una sencilla camisa, la camisa es esa época una prenda interior, pero su larga melena, no rubia ni rizada, sino oscura y lisa, está cepillada como la de una dama de la época Heian. Y en otras o posterioresversiones, Magdalena, que ya ha renunciado, que ya no se ilumina con velas sino con candiles de aceite, que ya es penitente, mantendrá esa lisa y perfecta cabellera de dama japonesa.
Un universo casi monócromo, una austeridad total, habitaciones despojadas, personas humildes, nada bellas, unos volúmenes geométricos, incluso en los rostros. El ser humano solo, ante sí mismo, a la luz de una vela, de un candil, de una llama. En nuestro mundo de hoy hace mucho que perdimos la oscuridad. No podemos imaginar lo que es vivir solo a la luz de día, que luminarias como candiles, velas, antorchas, solo eran algo para hacer el tránsito a la noche, a la oscuridad total. Dije más arriba que cuando se redescubrió a Georges de La Tour en 1932 Europa estaba a punto de recordar las tinieblas. No las tinieblas metafóricas de vivir una era de guerra como la que vivió el pintor, sino las reales. Durante los años de la Segunda Guerra Mundial la mayoría de las ciudades europeas bajo la amenaza de la destrucción de los bombardeos aéreos, volvieron a ser lo que habían sido durante siglos: lugares de oscuridad, incertidumbre y miedo.
Magdalena, seria, sola en esa habitación desnuda, con los restos de su pasado, con el espejo que el que no se volverá a mirar, rozando con sus dedos el cráneo amarillento de frente huidiza que tiene en el regazo pero al que no mira todavía. Magdalena es la imagen de la melancolía, muy parecida a la deDomenico Fetti, contemporánea suya. La melancolía de quien sabe que no volverá a haber amores, ni fiestas, ni alegría, ni belleza, porque todo es pasajero. Cuando Magdalena apague esa vela y se haga la oscuridad total en la habitación para el sueño de la noche, ese sueño será el hermano de la muerte que están acariciando sus dedos.

lunes, 13 de febrero de 2017

La fibromialgia no existe. Lo que si existe, son pacientes hipotiroideos que tienen la T3 Libre baja.

DR. LUDWIG JOHNSON

AUTOR DE LOS LIBROS PARE LA DIABETES EN 14 DIAS, DIABETES - COMO EVITARLA SI NO LA QUIERE Y REVERTIRLA SI YA LA TIENE -, SU ENDOCRINO EN 1 MINUTO Y LA GORDURA NO ES SU CULPA.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Hipotiroidismo.

Si se siente agotado y no lee este artículo, olvide cualquier otro. No le servirá. Para comenzar, ubiquémoslo en “la tabla clasificadora de personas agotadas”: O tiene problemas con la tiroides y no lo sabe, o tiene problemas con la tiroides y si lo sabe, o no tiene problemas con la tiroides, pero igual tiene problemas con la tiroides. ¿Me sigue? Hoy hablaremos de este grupo (sin problemas, pero con problemas). Usted ha intentado salir embarazada por todos los medios o tuvo una pérdida sin razón aparente o últimamente le cuesta mantener el peso ideal o siente una opresión en la garganta o tiene el clásico y famoso “yo siempre he sido así”: estreñida-friolenta-cabello débil o lleva la piel muy reseca o tiene tratamiento para la depresión o  diagnóstico de Fibromialgia o su voz es más ronca en la mañana o su mano se hunde con el saludo o aún joven y flaca le duelen los músculos o siente que el mundo va más rápido que usted o su madre y hermana “se toman una pastillita para la tiroides” o en la infancia usted también recibió tratamiento. Usted tiene 
algo de esto. Es decir, nada como para llegar a la emergencia de un hospital gritando “Un médico, un médico, por el amor de Dios, un médico”, pero suficiente como para pedir su cita y hacer la consulta. “Hey Doc, yo leí en una revista que cuando uno se siente cansado, debe chequearse (por alguna razón usted nunca dice “revisarse”) la tiroides. Entonces, por enésima vez, va al laboratorio y vuelve a pedir los exámenes de sangre TSH y T4 Libre. Y salen “dentro de la normalidad”. Alto. Aquí está el error. Sus exámenes salen bien, pero su tiroides está mal. ¿Recuerda? Cómo es esto posible. Respuesta: Le faltó solicitar los exámenes T3 Libre, Anticuerpos Antitiroglobulinas, y Anticuerpos Anti TPO. Pero supongamos que también salen normales. ¿Cuál es la explicación? Le faltó ir al endocrinólogo para que con unos súper dedos (mucha experiencia), descartaran algún crecimiento por pequeño que fuera, que inclusive el ecografista no experto pasaría por alto, y que hiciera sospechar de alguna inflamación a descartar por biopsia. Pero supongamos que también fue al endocrino y también le consiguieron normal a la palpación. ¿Qué le falta? Ir a un Tiroidólogo. Algo así como un endocrinólogo que se ha apasionado tanto por el tema, y que ha investigado tanto, y que tiene tanta experiencia, que se ha dado cuenta de lo que muchos médicos hoy podrían confirmar. Los exámenes de tiroides miden las llaves, pero no miden si las puertas abren o no. Hipotiroidismo tipo 2 le dicen algunos, recordando a la resistencia a la insulina de la “Diabetes de la edad”. En este caso, resistencia a la hormona tiroidea. Conclusión: Si se siente fatigado, y tiene algunos de los síntomas antes mencionados, debe consultar a un Tiroidólogo, quien probablemente le indicará una prueba terapéutica para observar su respuesta: ¿Saldrá ahora si embarazada? ¿Perderá definitivamente la depresión? ¿Le mejorarán las uñas y el cabello? ¿Logrará adelgazar? Alto nuevamente. Una confesión: Existe un cuarto grupo de personas: Los que no tienen problema con la tiroides, y que en realidad no tienen problema con la tiroides. Tener fatiga no es igual a tener hipotiroidismo. Tratar la tiroides sin estar indicado sería un error. Sin embargo, no tratarla cuando si lo está también lo sería. La clave en estos casos es la clínica (su médico sabe lo que esto significa).  Y ese es justamente el debate en los congresos: ¿Medicamos o no a este paciente? “No porque se pone hipertiroideo” “Si porque está sintomático” “En mi experiencia he visto que…” “Yo mando a repetir los exámenes a los tres meses”. Y esto porque no existe manera cierta de evaluar la resistencia a la tiroides, sino como le dije, por sus síntomas. En esto, su médico es quien tiene la última palabra. Y por favor, no se evalúe con el laboratorio. Muchos mantienen “valores normales” caducos. Pedimos disculpas a los que ayer sufrieron las consecuencias de no haber sido ayudados cuando pudieron haberlo sido con los nuevos límites de “la normalidad”.
DESCARGUE SU TRATAMIENTO EN MI LIBRO SU ENDOCRINO EN 1 MINUTO

FATIGA FIBROMIALGIA HIPOTIROIDISMO ENTREVISTA TV

Dr. Ludwig Johnson, Hipotiroidismo Fibromialgia Fatiga ... - YouTube

https://www.youtube.com/watch?v=pG32VTuepoE
24 dic. 2016 - Subido por Christian Aguilar
libros de la dieta paleolitica: http://amzn.to/2ilgumV http://amzn.to/2ihAqUk http://amzn.to/2jwH5Lw http ...
Falta(n): entrevista ‎tv

Fibromialgia

No es fibromialgia. Es falta de Selenio en el desayuno, Magnesio en la cena, suspender el calcio y la soya, eliminar los lácteos, y tomar tratamiento para la tiroides. Bien. Despacio ahora. A usted le hicieron el diagnóstico. Le duele todo, no duerme bien, y está deprimida. Tiene fibromialgia, le dijeron. Su médico está de acuerdo con el diagnóstico. Pero no 5 de los 10 médicos que saben mucho. La fibromialgia no existe. Lo que si existe, aclaran, son pacientes hipotiroideos que tienen la T3 Libre baja. La mitad ya sabe que es hipotiroidea y en consecuencia toma su pastilla para la tiroides, pero se sigue sintiendo mal porque sólo toma T4 Libre (Euthyrox, Thyrax, Synthroid, Levotiroxina sódica), pero no toma la T3 Libre (Triiodotironina, Cynomel, Cytomel, Thyroid compaunded, Armour). Sin embargo, los otros 5 de los 10 médicos que saben mucho, opinan que es incorrecto. La fibromialgia si existe, corrigen. Aunque reconocen que 95% de los pacientes con fibromialgia también tienen hipotiroidismo. Y luego estoy yo. Escribiendo esto. Para decirle que no importa si existe o no existe. El nombre. Fibromialgia, digo. Que lo que existe es la incapacidad intracelular de convertir la hormona tiroidea activa, T4 Libre, en la hormona activa, la T3 libre. Y que "aún y con sus exámenes de tiroides bien", porque "ya he ido a miles de mèdicos y todos me han dicho que no tengo problemas con la tiroides", usted deberìa exigirle a su médico una prueba terapéutica. Verá como sus dolores desaparecen. Y su fatiga crónica también. Después de todo, por qué piensa, le pregunto, que usted tiene una madre o hermana con Hipotiroidismo? Y por qué cree, le vuelvo a preguntar, que además de ser friolenta, usted nunca suda? Consulte a un médico experto en medicina del metabolismo. Cuídese y hasta pronto. PS. El selenio convierte la T4 en T3. La caseina de los lacteos produce anticuerpos que forman complejso antigeno anticuerpo que evitan, al igual que la soya, esta converción. Y el magnesio, por Dios... léase el blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada