¿Por qué elegí esta ilustración?

Ilustracion: Georges de La Tour Magdalena Penitente 1625-1650 Metropolitan Museum Nueva York

¿Por qué elegi esta ilustración?

Una habitación a oscuras, una única fuente de luz, una gran figura que llena todo el cuadro. Una mujer sentada. Aún es joven, ni su rostro que apenas vemos, ni su cuello y escote, ni sus manos delatan todavía la huella destructiva del tiempo. Solo tres colores, los más antiguos, los que han acompañado a los humanos desde la remota prehistoria: el blanco, la luz, el rojo, la vida, el negro, la muerte.
Georges de La Tour (1593 – 1652), pintor lorenés, hijo de un albañil, casado con una mujer de la nobleza, con ínfulas de noble y odioso a sus vecinos, famosísimo en vida. Habitante del terrible siglo XVII, en una tierra disputada entre el Imperio y el rey de Francia. Georges de La Tour no existía, de su producción de casi quinientos cuadros, quedaron veintitrés originales. Georges de La Tour volverá existir a partir de 1932, cuando la Europa del siglo XX, que ya olvidaba lo que era la oscuridad pronto conocerá las tinieblas.
Los cuadros de Georges de La Tour no tienen título, es decir su título original se ha perdido y el que tienen es posterior al redescubrimiento del pintor. Volvamos al cuadro. ¿Esta mujer es María Magdalena? María Magdalena, santa muy popular en la Edad Media, fue un motivo muy repetido desde el Renacimiento, pues en un cuadro de temática religiosa es posible pintar a una hermosa mujer, poder exhibir ricos ropajes, desnudez femenina sin que hubiera censura. Magdalena a partir del Renacimiento es casi siempre rubia, de larga y rizada cabellera. Incluso o sobre todo, cuando de trata de Magdalena penitente, es posible apreciar la sensualidad del personaje. María Magdalena siempre fue una santa incómoda, ambigua, turbadora. No era virgen, no era esposa, no era madre, pero es una de las valientes mujeres que asiste a la Crucifixión y el primer testigo de la Resurrección. La Iglesia no tuvo más remedio que tolerarla.
Magdalena está sola en una habitación despojada como una celda, mira hacia el espejo aunque no vemos su reflejo ¿se ve ella misma? Quizá se mira por última vez. Quizá nunca más volverá a ver su rostro iluminado intensamente por la única fuente luz, ese candelabro con esa vela lujosa de cera, en ese espejo de marco tallado. Ha dejado el collar de perlas sobre la mesa, las perlas que en el siglo XVII indican liviandad, se asocian con las cortesanas y la prostitución. En el suelo hay otras joyas. Magdalena se está despidiendo, en silencio, en soledad absoluta. Pero Magdalena aún es quien ha sido, la mujer que ha conocido el placer y la libertad. Aún calza lujosamente y su falda roja como los zapatos es de rico tejido. Ese color rojo que lleva siglos tiñendo los vestidos de novia, los vestidos de fiesta, los vestidos de las prostitutas. Es cierto que lleva una sencilla camisa, la camisa es esa época una prenda interior, pero su larga melena, no rubia ni rizada, sino oscura y lisa, está cepillada como la de una dama de la época Heian. Y en otras o posterioresversiones, Magdalena, que ya ha renunciado, que ya no se ilumina con velas sino con candiles de aceite, que ya es penitente, mantendrá esa lisa y perfecta cabellera de dama japonesa.
Un universo casi monócromo, una austeridad total, habitaciones despojadas, personas humildes, nada bellas, unos volúmenes geométricos, incluso en los rostros. El ser humano solo, ante sí mismo, a la luz de una vela, de un candil, de una llama. En nuestro mundo de hoy hace mucho que perdimos la oscuridad. No podemos imaginar lo que es vivir solo a la luz de día, que luminarias como candiles, velas, antorchas, solo eran algo para hacer el tránsito a la noche, a la oscuridad total. Dije más arriba que cuando se redescubrió a Georges de La Tour en 1932 Europa estaba a punto de recordar las tinieblas. No las tinieblas metafóricas de vivir una era de guerra como la que vivió el pintor, sino las reales. Durante los años de la Segunda Guerra Mundial la mayoría de las ciudades europeas bajo la amenaza de la destrucción de los bombardeos aéreos, volvieron a ser lo que habían sido durante siglos: lugares de oscuridad, incertidumbre y miedo.
Magdalena, seria, sola en esa habitación desnuda, con los restos de su pasado, con el espejo que el que no se volverá a mirar, rozando con sus dedos el cráneo amarillento de frente huidiza que tiene en el regazo pero al que no mira todavía. Magdalena es la imagen de la melancolía, muy parecida a la deDomenico Fetti, contemporánea suya. La melancolía de quien sabe que no volverá a haber amores, ni fiestas, ni alegría, ni belleza, porque todo es pasajero. Cuando Magdalena apague esa vela y se haga la oscuridad total en la habitación para el sueño de la noche, ese sueño será el hermano de la muerte que están acariciando sus dedos.

lunes, 15 de mayo de 2017

Esto es lo que pasa en la mente cuando eres bipolar




Este trastorno no es lo mismo que los altibajos que experimentan todas las personas
Por LA PRENSA GRÁFICA/GDA
08 DE MAYO DE 2017 07:59 AM | ACTUALIZADO EL 08 DE MAYO DE 2017 10:05 AM
En la actualidad se habla del trastorno bipolar con mayor frecuencia.
En diferentes ámbitos se está creando una tendencia excesiva del termino bipolar, incluso llegando creer que es una “moda”, una “actitud”, perdiendo de vista que se trata de una alteración de la salud mental en la que hay cambios extremos en el estado de ánimo de varias intensidades que pueden llevar hasta la hospitalización, por lo tanto es un tema que no puede tomarse tan a la ligera.
Las personas que sufren del trastorno bipolar experimentan cambios de ánimo inusuales.
A veces se sienten muy felices y “animados” y mucho más activos que de costumbre.
Este estado puede ir desde la hipomanía a la manía. Y a veces los que sufren del trastorno bipolar se sienten muy tristes y “deprimidos” y son mucho menos activos. Esto se llama depresión. Estos cambios de ánimo alteran y el comportamiento normal.
El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos que experimentan todas las personas. Los síntomas bipolares son más potentes. Pueden dañar las relaciones entre personas y hacer que sea más difícil ir a la escuela o conservar un empleo. También pueden ser peligrosos.
Algunas personas que sufren del trastorno bipolar intentan hacerse daño o suicidarse. Los que sufren del trastorno bipolar pueden obtener tratamiento. Con ayuda pueden mejorar y llevar vidas exitosas.
Hipomania:
• Un período diferenciado en el que el estado de ánimo es persistentemente elevado, expansivo o irritable durante, al menos, cuatro días y que es claramente diferente del estado de ánimo habitual.
• Autoestima exagerada o grandiosidad
• Disminución de la necesidad de dormir (por ejemplo, se siente descansado tras sólo tres horas de sueño)
• Más hablador de lo habitual
• Experiencia subjetiva de que el pensamiento está acelerado
• Distraibilidad (por ejemplo, la atención se desvía demasiado fácilmente hacia estímulos externos banales o irrelevantes)
• Aumento de la actividad intencionada (ya sea socialmente, en el trabajo o los estudios o sexualmente) o agitación psicomotora
• Implicación excesiva en actividades placenteras que tienen un alto potencial para producir consecuencias graves (por ejemplo, enzarzarse en compras irrefrenables, indiscreciones sexuales o inversiones económicas alocadas).
Mania:
• Excitación, exaltación, sentidas como presiones internas.
• Humor elevado: clásicamente eufórico, aunque también destacan irritabilidad, mayor reactividad y tendencia a ponerse fácilmente colérico.
• Actividad sin reposo, agitación improductiva. Se empiezan varias cosas que no son acabadas.
• Disminución del pudor, pérdida de inhibición, pudiendo llegar a actitudes de seducción y contactos sexuales excesivos, teniendo en cuenta que la persona en estado normal no habría deseado tener ese tipo de comportamiento.
• Aceleración del pensamiento: nuevos y numerosos pensamientos pasan por la mente de la persona sin que ésta pueda detenerlos.
• Dificultad para concentrarse, fácil distracción.
• Trastornos del curso del pensamiento (digresiones múltiples), pérdida del hilo de la conversación.
• Fuga de ideas: dificultad para seguir el discurso de una persona que sufre de manía, ésta suele olvidar el tema inicial.
• Logorrea: habla abundante, acelerada e imparable, siendo esto el reflejo de la aceleración del pensamiento.
• Excesiva confianza en sí mismo.
• Disminución de la necesidad de dormir sin que la persona sienta la fatiga asociada a esa falta de reposo. Esta falta de sueño es a menudo uno de los primeros signos de un episodio maníaco.
• Sentimiento altruista: ganas de ayudar a los demás de forma excesiva y desorganizada.
• Hipersensibilidad afectiva y sensorial.
• Labilidad emocional: pasar de la risa a las lágrimas con mucha facilidad.

• Negligencias en la alimentación o en la higiene.

miércoles, 26 de abril de 2017

Mensaje salido de mi alma


Un paréntesis en mis mensajes para decirles que estoy muy agradecida por el compartir con quienes tienen a bien leer mis redes, eso me anima a continuar adelante cada dia, sin esperar resultados, sin desfallecer, solo estar alli.. La astrología es una herramienta que nos revela quién es Dios en el interior de cada uno de nosotros, manifestado a través de energias que son formas para que nosotros podamos comprender y conocer, al menos hasta cierto grado, quienes somos. Durante la mayor parte de la historia de la humanidad estas formas de conocimiento aunque fueron practicadas. Incluso hoy en día, el reconocimiento de la unidad de la familia humana, raramente queda de manifiesto en los asuntos humanos. Vemos todo desde el ego pero no proyectado en un nosotros, el eje Casa I-Casa VII. A juzgar por la historia, nosotros somos básicamente una especie muy competitiva, egocéntrica y violenta. Si aceptamos las investigaciones de los antropólogos, el Homo Sapiens tiene solamente unos cincuenta mil años. Si nos dan otros cincuenta mil años quizás podamos mejorar. Pero en el presente, pocos en realidad se identifican con la familia humana como para sentir los sufrimientos y alegrías de los otros como propias. El enviar mensajes a través de las redes sociales a lectores desconocidos me vino como anillo al dedo para continuar profundizando aquel lema que elegí en el año 1992 para mi trabajo dentro de las enseñanzas del monacato de occidente y el ejercicio de la astrología según el lema "Que todos sean uno" , porque deseo que mi vida entregada al servicio de los otros, sume a la comunión que el mismo Señor desea para sus hijos, hechos a su imagen y semejanza, porque viéndolo a El, vemos al Padre... y nos vemos cada uno de nosotros en nuestro mas profundo SER. En el trabajo de alfabetización y enseñanza de especialidades tanto manuales: tejido de cobijas de lana conocidas por muchos como originales del pueblo de Capacho en el Estado Tachira, como intelectual, se les enseñaba hasta bachillerato y normal para que fueran maestros rurales y trabajadores preparados en las labores agrícolas y de ganadería, a jóvenes para sacarlos de la postracion del ocio, prostitución, los vicios y la ignorancia, que realizaba mi familia en la frontera colombo-venezolana, algo que fue una característica propia de ellos es la concepción de la propia vida como "un colectivo" como en las tribus africanas en especial las de Mozambique de las que he leido (no lo digo yo, sino estudios antropológicos) , donde se comparten las alegrías y tristezas, donde es muy fuerte el sentido de acompañarse... Ellos dicen "soy porque somos"...y asi pensaban también mis ancestros, salvando las distancias, claro.
Entonces, me quede pensando en estos tiempos en que el egoismo, la violencia y la falta de compromiso con el país y de valores personales y sociales inundan y ahogan a Venezuela, cuanto debo seguir aprendiendo de aquellos que conformaban este pueblo humilde y sencillo, que sabiduría enorme encierra en su originalidad, sabiduría del que sabe que solo puede esperar lo que viene de lo Alto...no de la violencia ni el narcotráfico, menos aun de la corrupción administrativa, el engaño y la traición. Cada dia me pregunto que paso Lo he visto todo, pasando por la certeza del cambio que ya estábamos a punto de dar, la Convergencia Armónica de 1987,  los primeros Portales del León en 1988, 1992, y todas sus mágicas ecuaciones 11:11 y merkabas. Observé al mundo entrar en el MILENIO, en el 2000 y esperé que la magia de todo ello se desplegase. Luego observamos y esperamos que se cumpliese la profecía del 2012, donde se suponía que el tiempo, tal como lo conocíamos, cambiaría.

Muchos años atrás (como en los 80’s), todo era mágico, todo era una señal viviente, que sentía correr por mi sangre desde los años 70, todo descubría algo, era un código secreto, un mensaje del cielo diciéndonos que éramos los hijos de la luz y que lo estábamos haciendo bien. Recientemente acabo de encontrar imágenes de las apariciones de María durante ese tiempo por todo el mundo, hasta en Betania en el Estado Miranda, por citar un ejemplo en Venezuela. Los OVNIs ocuparon la primera plana en la costa del golfo durante años, y a Valencia, ciudad venezolana donde vivo desde 1974, llegaban mensajes canalizados por Marla en Mexico, para citar nuevamente un ejemplo que vivi en lo personal, mientras las aeronaves observaban desde cierta distancia, en la costa este de Florida, todo lo que emprendía la NASA.  ¡Nadie dudaba, incluso sin el visto bueno y el reconocimiento del Papa o el Presidente! Creíamos un 100%, sin miedo ni vacilación. Eso llenaba nuestros corazones con amor sanador, creyendo intensamente que el Amor por la Madre Tierra corre por nuestras venas y que siempre fue así. Pero vino la década de los 90…Y ZASSS todo cambio. 1992 Golpe de estado por militares venezolanos y perdi el hilo que me conectaba a todo lo antes narrado. Tuve la suerte de entrar en la Abadia Benedictina “San Jose” de Guigue, y sustraerme de las vivencias políticas de ese tiempo hasta caer en el horror del deslave del Estado Vargas en diciembre de 1999, mientras el país se hundia en el fango del proyecto castro/comunista, que tanto había evitado y al que en 1994 Hugo Rafael Chavez Frias nos había entregado, al colocar al país como colonia del terrible mago negro FIDEL CASTRO RUZ, quien obsesionado con las riquezas de Venezuela, que quería utilizar como plataforma para expandir su imperio comunista en todo el Continente Americano, que era su misión de vida y sueño por cumplir, para sumirnos en el caos y el atraso al que ya tenia implantado en su Isla de Cuba.Tuve que salir del trabajo en la abadia por finalización de mi comisión de servicio en ella, para vivir en la realidad cotidiana que ya lleva 18 años de horror, implantada en Venezuela por los hermanos Castro Ruz, su maldita Revolucion Cubana y la complicidad de un pueblo, el venezolano, que ya no era el mismo.
Comence a sentirme muy mal.¡Pedia todos los días mayores señales, señales mundiales, señales de paz, de prosperidad, señales de que cada niño en la Tierra se va a la cama con la pancita llena! Que cada niño se siente amado y seguro. El peso de la energía implantada en Venezuela por la brujería y artes oscuras de los castro y sus brujos contra Venezuela  aplasta, anula. Nosotros, como seres humanos, lo sentimos todo y hacemos lo imposible por no sentir tan intensa y empáticamente. Pero nuestra carne es carne terrenal y todos ustedes saben que todos sentimos lo mismo que siente una madre por sus hijos; la distancia y el tiempo no pueden cortar ese cordón de luz y amor.

Parece como si todos estuviésemos esperando algo. La mayor parte del mundo está bajo medicación recetada para una cosa u otra, pero ¿qué es lo que nos pasa realmente? ¡La materia es la palabra clave aquí, perdimos el contacto con lo que ya dabamos por hecho! La Madre Tierra nos da nuestra carne para usarla mientras estamos aquí en la Tierra; devolvemos el cuerpo muy usado cuando es hora de dejar este hermoso planeta. Sí, venimos del corazón de Dios; sí, venimos de las estrellas, y sí, estamos agradecidos a la Madre Tierra que nos permite usar su cuerpo mientras estamos aquí en la escuela de la Tierra.

Las reglas han cambiado, hermanos, y lo sentí de forma terrible, casi quede en silla de ruedas. Mis piernas se negaban a caminar, así que voy a compartir algunas nuevas verdades poderosas tal como las he recibido de seres que han estado diciendo durante años que cada palabra cuenta y ahora más que nunca estoy viendo que eso se reavivó aún más. En el pasado, he utilizado el pensamiento, palabra, cancelación, pero ahora necesitamos ir un poco más arriba por el único desfiladero de la montaña con un propósito divino y un balde con verdades para colmar nuestro vacío.
No soy vidente pero si he stado rodeada de amigas muy especiales que se han dedicado a explorar las energías para el Cónclave de la Diosa Cristalina de septiembre de 2017. En el camino hacia allá, ella seguía diciendo que no estaba disponible para ciertas cosas, como enviar mensajes y hacer llamadas telefónicas que interrumpieran el flujo de energía que estábamos creando con la rejilla cristalina. Es lo que yo sentía como astrologa, que los oráculos callan. Así que desesperada finalmente les he preguntado: Bueno, ¿para qué está disponible la Diosa ¡ Y recibi la respuesta: “Estoy disponible para” con cosas de la Diosa buenas y divertidas!

¡Cuando dejan ir una declaración y un pensamiento negativos, crean un vacío! El Universo aborrece el vacío, así que ese gran agujero necesita ser llenado de inmediato con el opuesto exacto de lo que acaban de liberar. Ahora bien, eso suena bastante fácil, pero por desgracia la mayoría no sabe lo que realmente quiere. 
La mayoría de la gente dice lo que los otros quieren oír: ¡Bla, bla, bla,! La conciencia del fractal cuántico considera "tonterías" esos adjetivos más de lo que quieren saber. Porque una mentira a uno mismo o al alma no vibra igual que una verdad, el cuerpo la puede sentir internamente y aquellos a los que están mintiendo pueden sentirlo externamente. Les pueden mentir a sus amigos, pero no les pueden mentir a sus células, así que ¿para qué diablos intentarlo?

Cada parte de ustedes es un ser consciente y sensitivo. El ARN-ADN, los órganos, la sangre, la piel, el pelo, todo está vivo, trátenlo como tal. Cuando su barriga está gruñendo, les está hablando de alguna "elección del “chakra de la barriga" que están ignorando y generalmente involucra a los seres queridos, no a los alimentos. Pero nosotros, como seres humanos, decimos que “debemos tener hambre.” Y en Venezuela hemos creado la hambruna y la falta de medicamentos. ¿Cómo salir de este horror que nosotros mismos hemos creado cuando ya estábamos listos para el salto cuantico, alla en 1987?

Llenen su cáliz de "YO ESTOY DISPONIBLE PARA" con todo lo que es bueno acerca de la vida, ustedes y las personas. Llénalo primero de amor, luego con diversión y risa; pidan que todo trabajo, todas las tareas, etc. llenen su corazón de alegría. Llenen su cáliz vacío con el amor por sí mismos y entonces, sólo entonces, podrán alinearse con su verdadero amor.
                                                                                  
Definan para qué están disponibles de una manera santa. Decreten en voz alta; "He dejado de estar disponible para ……………. “ (llenen el blanco) y luego llenen ese campo de energía, ese vacío, con lo que están disponibles para hacer………….. (en voz alta).
Sabiamos intelectualmente mucho pero no conocíamos la dimensión del vacio menos aun saber lo que es vivir dentro del vacío del Tiempo y el Espacio, hay quienes pasan de la certeza a la realidad a través del punto cero, (¿Y hasta escribi textos sobre el Punto Cero para amigos artistas que plasmaban en su obra esa verdad) un lugar donde coexisten la materia y la antimateria. Es el lugar donde chocan el positivo y el negativo, destruyendo y creando simultáneamente. Es un lugar de despertar y un lugar de olvido. Es el principio y el fin, el alfa y el omega. ¡Es el hogar de las fuerzas creadoras que pueden doblar y dar forma a mundos con un guiño!

Los textos antiguos siempre han insistido en que los seres humanos estaban destinados a "convertirse en dioses." Según las antiguas leyendas, tales seres deben regresar al principio y al final de cada ciclo de tiempo. Las verdades escritas por los antiguos implican que la Tierra estaba destinada a evolucionar más allá de su forma actual. Las partículas de luz infinita de numerosos universos son la fuente de todos los mundos nuevos. En la misma palabra “centro” vive la palabra “entro.” Para encontrar el centro del universo, ustedes deben entrar primero.

Los Maestros Ascendisos que olvidamos, como la Luz que habla, existen en un punto del tiempo que ve un futuro probable y un futuro imposible. Existen en cronogramas de elementos imperturbables que obligan a las leyes naturales a doblegarse. Buscaron darnos a conocer las opciones con las que hacen malabares a diario y aprender acerca del poder de la Tierra y sus leyes naturales…y no fuimos fieles a sus mandatos, ni supimos continuar con lo que nos enseñaron. ¿Total ya habíamos llegado al moento crucial ¡Como nie!¡Nos olvidamos del AMOR y del corazón suplantado por el Conocimiento y el Cerebro!

Ocultas dentro de todos los elementos están las verdades que buscan ser conocidas. Entramos en lo que es poroso y de estructura de partícula, (*) una estructura que continuamente se elude a sí misma. Un vacío ha llenado su abismo, porque ni siquiera sus creaciones les traen alegría. Una profunda tristeza llena su corazón galáctico, que vive en el centro de cada célula de su cuerpo.

La evolución no es un charco sino un arroyo que busca ser un río. Los Maestros vuelven a invitarnos a volar más allá de los límites del espacio y el tiempo. Juntos nos convertiremos en portales creativos de elección a medida que nos reunamos en el corazón. Existimos en un lugar de luz que late en una octava más elevada de amor. Hemos esperado mucho tiempo esta conexión de humano y cristal, luz y estrella. Dejen que la pura inteligencia que ellos nos han brindado siempre resplandezca en nuestro mundo oscurecido por el olvido que permitio el ingreso de energías muy oscuras y densas, porque Ellos son una luz que busca un nuevo corazón para entrar. Buscan guiar como una cuerda que nos guía para subir a una montaña nevada, permitiendo que se ascienda y descienda con seguridad. El corazón de Ellos late como lo hace el nuestro desde un lugar de saber qué vendrá y, sin embargo, en ese conocimiento, ya se alteró el resultado.

En el próximo año, una llamativa estrella de cobalto se anunciará desde los rincones oscuros del espacio y el tiempo. La profecía revela a su futura novia. Todos miran a los cielos para el cumplimiento de una promesa olvidada hace largo tiempo. Desde las estrellas, nuestros hermanos vinieron una vez a sembrar semillas de esperanza y dar forma al futuro de un planeta joven. La estrella azul cobalto viene para recordarle la promesa a la Tierra. Ella está alineada con Sirio y las Pléyades, y ambos grupos de seres estelares se congrega, como una vieja banda de rock que se reúne para celebrar.  Ellos vuelven a presentarnos la magia que hemos olvidado, la magia de transformar todo en belleza, en amor, en huevos, manzanas y oportunidades de oro. Vuelven a inculcar el recuerdo de cómo podemos convertir el “plomo de nuestra vida en una oportunidad de oro.” Todos sabíamos que teniamos  la capacidad instintiva de transformarnos a través de un pensamiento, una palabra o un toque. Todos tenemos la capacidad de movernos más allá del tiempo y el espacio y sobrepasar la velocidad de la luz ondulando a la velocidad del sonido fractal.

Como un Jhonny Cecotto cósmico, nosotros montamos el viento, abarcando el poder de los elementos de la Tierra. Estamos en una encrucijada de iluminación y humildad esperando instrucciones divinas desde hace años. Como el diseño mismo de la vida, todo lo que buscamos vive dentro del ser que somos. Es hora de aparecer plenamente en su nuestro ser auténtico y dejar de escondernos en los sótanos y las excusas del pasado, o en una habitación blanca con cortinas negras.

Cambiemos nuestros propios elementos mágicos en cada faceta de nuestra vida, porque todo está interconectado como hilos de telaraña. No podemos separarnos de lo que estamos creando y de lo que los está creando, porque cada pulgada nuestra, cada cabello, cada pensamiento, cada pizca crea continuamente con o sin nuestro permiso. La creación no se detiene por nadie.

Veamos cada situación como una oportunidad para expresar nuestra verdadera luz y belleza. Hemos olvidado nuestra verdadera magia, la parte de nosotros que puede abrir puertas interdimensionales tan bien como Harry Potter; puertas que aparentemente están tapiadas y bloqueadas con ladrillos en nuestro mundo actual lleno de miedos y horrores, en nuestros cuerpos, en nuestra mente. Los Maestros Ascendidos vienen a remover lo que alguna vez supimos que eramos. Se revisten de esos pesados vehículos terrenales vida tras vida, y aún así nos los sostienen con su amor.

¡Una y otra vez, rechazan esos Maestros la elección nefasta de nuestra humanidad caída deseando que entendamos que debemos convertirnos de nuevo en pura luz! Estos cuerpos siempre les han servido bien. Miren detenidamente su piel, porque centellea con deleite al tener forma. Miren de cerca el color de sus ojos, porque ellos  contienen una nueva estría de otro color mundano. Observen cuán empoderados se han vuelto sus pensamientos y sus palabras. Todos estos elementos de la Tierra los conforman. Somos un cuerpo de tierra. Somos un cuerpo de luz. Somos un cuerpo de cielo. Tratemenos de nuevo mágicamente. Los Maestros Ascendidos nos dejan con un gran encantamiento en nuestro corazón. Esta magia proviene de lugares que sólo pueden imaginar. ¡Parte de ella viene de ustedes en el futuro, enviándosela en el ahora! Lo que está destinado a deshacerse y lo que está destinado a venir, caminan de la mano. La mayor parte de la Tierra está experimentando vértigo. Como una vieja película de Hitchcock,  busca mantenernos atados y quietos mirando por las ventanas de nuestra vida, temerosos de seguir adelante. A medida que nos adentremos en este año, lo que creímos era nuestra verdad personal será desafiada. Pequeñas señales internas de alerta nos detendrán en seco. Es hora de dejar ir lo que ya no le sirve a esta Tierra ni a nosotros mismos. Como un niño al que se le da una verdad a edad temprana para calmar su alma, no es fácil dejar ir las viejas verdades como Santa Claus, el Conejo de Pascua, y el Ratón Pérez. Todos nos esforzamos por aferrarnos a estas viejas verdades y todavía lo hacemos, pero es más difícil mantenerlas apuntaladas como muñeco de ventrílocuo.

 Que el Jesús Resucitado en esta Pascua tan terrible para los venezolanos en este año 2017, verdadero mensaje del cristianismo original, nos colme con su Vida Nueva, llena de alegría y nos ayude, con la asistencia de su Espíritu a colaborar en la construcción de un mundo nuevo, un mundo de hermanos, donde el Amor le gana al odio, la unidad a las divisiones, la Paz a todo tipo de violencia y enfrentamiento...y el “Conocete a ti mismo” del viejo Oraculo de Delfos nos lleva a utilizar el conocimiento y trabajo personal como una herramienta mas para acceder a nuestra verdadera esencia y Real SER, que es lo que pide el paso evolutivo que estamos dando dentro de la incertidumbre del Cambio inédito que estamos viviendo en la evolución humana. ¿Qué estamos viendo según la limitación de la condición humana? 

sábado, 22 de abril de 2017

MAPA DE LOS SECRETOS FAMILIARES Y NUESTRAS DOLENCIAS CORPORALES


MAPA DE LOS SECRETOS FAMILIARES Y NUESTRAS DOLENCIAS CORPORALES
Por evolucion consciente blog

15/04/2017

Todas las familias tienen secretos guardados, hasta las más normales, porque todos los seres humanos hacen cosas de las que luego se arrepienten. Las silencian. Cuando alguien me dice “en mi familia no hay ningún secreto” yo pienso: “Lo que pasa es que todavía no lo has descubierto”.
El secreto es como un animalillo inmortal que se pretende ocultar en una generación, pero que en las siguientes reaparecerá ingeniosamente disfrazado.
Por vergüenza, por protección a los hijos o por diferentes miedos, hay hechos y circunstancias que las familias pretenden que no salgan a la luz. Estos secretos forman una estructura que se deslizará de diferentes maneras sobre las generaciones siguientes.
Los más comunes se refieren a enfermedades mentales, asesinatos, suicidios, violaciones, homosexualidad, incesto, prostitución, exilios, cárcel… Frecuentemente se manifiestan en los descendientes por medio de accidentes, fobias, repeticiones, psicosis, autismo, enfermedades congénitas que afectan a los órganos de los sentidos, quistes… Por ejemplo, una niña pierde la virginidad por accidente (una escopeta de juguete se le clava en el himen) en la misma fecha que su bisabuela fue violada, hecho que se mantuvo en secreto generación tras generación.
La realización personal de cada miembro del árbol y vivir en la autenticidad, tiene un gran valor profiláctico para la salud de nuevos frutos que estén por nacer.
Secretos De Familia
¿Qué es la familia?
La familia es lo permanente, estaba antes de que llegáramos, le pertenecemos mientras vivamos y seguirá existiendo después de nosotros. Es una generación de vivos, que caminan como mínimo con dos generaciones de muertos a la espalda hasta la línea de meta, donde le toca subirse a la espalda de la siguiente generación de vivos.
¿Yo soy mi familia?
Recordemos que desde la perspectiva de la psicogenealogía Jodorowskyana, cada uno de nosotros está habitado por las tres generaciones que lo preceden, lo que hace un mínimo de catorce personas. Desde esta perspectiva, consideramos que los secretos guardados en una generación son un manantial insano de traumas y conflictos para los que lleguen detrás, “es agua sucia”.
¿Hay alguna relación entre la enfermedad y los secretos familiares?
La relación entre enfermedad y secretos familiares se hace bastante evidente en el estudio de los árboles genealógicos. La familia es como una olla psicológica llena de secretos, tabúes, silencios, vergüenzas. Hay asesinatos, locura, robos, infidelidades, cárcel, incesto, abusos… Así, la enfermedad no es la solución del problema, sino una invitación a enfrentar un conflicto familiar que se ha mantenido secreto.

“Lo que es callado en la primera generación, la segunda lo lleva en el cuerpo.”
¿Qué cosas, a nivel psicogenealógico, vamos cargando en el cuerpo?
En el lado derecho… está la herencia paterna
Lado izquierdo…herencia materna
El vientre…la madre
Problemas de espalda… cargas a los padres
Padres divorciados o separados…puntas de los pies se separan
Miedo a la sexualidad… pelvis movida hacia atrás
No te han amado… pecho endurecido e insensible
¿Si no uso palabras para expresar mi dolor, lo expresaré con mi cuerpo?
Anne Ancelin Schützenberger lo ha estudiado a fondo: “Los duelos no hechos, las lágrimas no derramadas, los secretos de familia, las identificaciones inconscientes y lealtades familiares invisibles” pasean sobre los hijos y los descendientes. “Lo que no se expresa por palabras se expresa por dolores”. O por accidentes, como el caso de una biznieta que pierde su virginidad por accidente a los siete años (jugando al salto de pértiga) y estudiando su árbol, descubre que su bisabuela fue fruto de una violación, concebida en la misma fecha que ocurrió el episodio.
¿Cómo se pueden observar los secretos en el árbol genealógico?
Cuando el árbol quiere desvelarte un secreto, crea una estructura, algo que se repite, con eso pretende llamar tu atención. Por ejemplo una fecha que se repite, un estilo de elección de la pareja, unos accidentes con ingredientes similares. Estos secretos se guardan por vergüenza, por pudor, por proteger a los niños o auto protegerse ante la sociedad.
¿Dónde se sitúan esos secretos?

Cada secreto que tenemos está en el estrato que le corresponde (los cuatro egos):
– Mis ideas locas secretas, podemos identificarlas en el nivel de mis bisabuelos
– Mis emociones secretas, están en mis abuelos
– Mis secretos sexuales-creativos, están en mis padres
– Mis secretos materiales, de territorio, están en mis hermanos

jueves, 13 de abril de 2017

Contra los hijos de Lina Meruane (Chile, 1970) se encuentra entre las novedades de Tumbona Ediciones y pertenece a su vez a su colección Versus, una serie compuesta por diversos ensayos que están en contra de conceptos intocables y sagrados.


¿Tener o no tener hijos?
Tomado del blog “Soy actitud”


Contra los hijos de Lina Meruane (Chile, 1970) se encuentra entre las novedades de Tumbona Ediciones y pertenece a su vez a su colección Versus, una serie compuesta por diversos ensayos que están en contra de conceptos intocables y sagrados. En esta ocasión le tocó el turno a la sacrosanta figura de los hijos. En un principio creí que iba a encontrarme con una diatriba heródica más concentrada en el acto mismo de la procreación, sin embargo, pronto supe que estaba más cerca de un análisis sobre la construcción de la maternidad (o en este caso quizá sea más pertinente hablar de maternidades) mediante saltos en el tiempo y eventos determinantes en la historia del feminismo, así como de obras literarias.

De hecho, desde las primeras páginas Meruane deja muy claro que no es de ninguna manera su 

intención “defender el cruel arranque de un tal Herodes, ni el vengador filicidio de la tal Medea”, tampoco está a favor del infanticidio, dice, aunque el recién nacido de al lado interrumpa su sueño (y vaya que pululan los niños llorones en todos los edificios de departamentos y casi siempre corremos con la suerte de que nos toque al menos uno en cada vuelo). Antes bien, Meruane se propone hacer una crítica a los progenitores de esos retoños, a esos “cómplices del patriarcado que no asumieron su otra mitad en la histórica gesta de la procreación”.

Meruane hace un recorrido desarticulado y precisamente por ello muy grato de las primeras chicas que pugnaron por los derechos de las mujeres en sus respectivos contextos históricos. Por otro lado, realiza observaciones muy precisas sobre el ensayo “Un cuarto propio” de Virginia Woolf (las implicaciones de la nula aparición de la maternidad), así como de la comparación de la secuela de Casa de Muñecas de Ibsen a cargo de Elfiede Jelinek con la novela proletaria Parque Industrial de Patrícia Galvão. Asimismo podemos leer testimonios y los lamentos más genuinos de escritoras-madre. Mujeres que además de hacerse cargo de un hogar, tienen que trabajar en el oficio remunerado con el que contribuyen a los gastos de la casa y de alguna manera buscar el tiempo para ejecutar sus proyectos creativos: con una mano en computadora y la otra dando mamila, cual acto circense. 

Una de las tensiones más interesantes que se planeta en Contra los hijos es el posible retroceso que supone algunas concepciones de la maternidad que la madre moderna adoptó con la aparición del ecofeminismo de corte esencialista, en el cual, bajo la consigna de la recuperación de los valores matriarcales (“¡Nos encanta menstruar, nos encanta parir!”, sería su lema), las madres contemporáneas han tenido que volver a lavar pañales de tela o “ecológicos”, a comprar sólo comida orgánica libre de toxinas, a la realización de actividades educativas y estimulantes para los críos (pero no necesariamente para ellas) y, por supuesto, al retorno a la lactancia natural a la que, dicho sea de paso, cada día se le endilgan más atributos milagrosos y excusan al padre de ausentarse en la crianza durante los primeros meses.


Recuerdo haberme topado antes con esta tracción feminismo-por-la-igualdad versus ecofeminismo, en el relato de ciencia ficción de “Incluso la reina” de Connie Willies (Estados Unidos, 1945). En él se concibe un mundo en el que las feministas-por-la-igualdad han logrado, mediante la ingesta de un medicamento, la emancipación de la menstruación con todos los padecimientos que ella conlleva. Sin embargo, surgiría, como reacción pendular, las Ciclistas, un movimiento radical de chicas muy hippies que reivindican el ciclo menstrual y lo asumen con cabal orgullo y entrega. Pero bueno, ese es otro cantar.

Recomiendo este ensayo a todas las veinteañeras y treintañeras que comienzan a padecer la presión aparentemente inocente de los que a cada rato preguntan que “¿para cuándo?”, a las mamás damnificadas, a los futuros padres, a las futuras madres que quisieran establecer un nuevo modelo de crianza y maternidad, a las que ya tomaron la decisión de no hacerlo, y sobre todo a aquellos que crean que el sacrificio de ser madre no es la única y más grande contribución cívica.
 
Por: Lilián Bañuelos/Branding Boutique


lunes, 10 de abril de 2017

Dado lo interesante y humanamente veraz de este articulo lo comparto con mis lectoras

El orgullo vs la humildad: Los medicamentos

mensajes1
Imagen tomada de: http://oasiscarlosmaueloliva.blogspot.com/



call to action expertos














Llevo varios días dándole vueltas a este post. Hoy, una amada amiga, me dijo:
– “Él, quiere que deje la medicación… pero no es posible. Aún es pronto. Algo 
desencadena todo el miedo sentido, la razón lo entiende. El instinto animal reacciona y 
se pone alerta. Ese no se puede manejar”
En estas afirmaciones, se esconden tantas emociones:
Nos sentimos “juzgados”, comenzando por nosotros mismos, por no ser capaces de 
vivir sin medicinas, para controlar la actitud con la que tomamos los acontecimientos
 de la vida.
La vida sin anestesia, es realmente dolorosa.
1) Hay, quienes llevan una vida más o menos normal, con sus altibajos, situaciones 
difíciles de afrontar, pero más menos, están sometidos a los acontecimientos duros, 
pero “normales” dentro de un ciclo vital: la muerde de un padre, la enfermedad grave 
un ser querido, conflictos de pareja, una relación padre-hijo dificultosa.
Sin negar,  que todo esto es sumamente duro de afrontar, el cuerpo, suele ser capaz de 
segregar las substancias químicas, necesarias para sobreponernos al dolor y angustia 
que estas situaciones requieren.
2) Por otro lado, hay muy excepcionalmente, personas que tienen la vida color rosa, 
al menos durante un buen período de tiempo y no necesitan desarrollar mecanismo 
de defensa, porque todo es perfecto.  Debo decir, que siempre temo, el caso de estas 
personas, porque cuando viene algo muy difícil de afrontar, no tienen ningún tipo de 
entrenamiento.
3) Por otro lado, hay un tercer grupo de personas que han sufrido situaciones 
contrarias al ritmo normal de la vida: muerte o enfermedad grave de un hijo, 
enfermedad grave propia, episodios de dolor crónico agudo, shock como la 
muerte de un ser querido, debido a situaciones desgarrantes y repentinas.
Hay quienes pueden superar todo sin anestesia, aunque creo, que todo lo que deja 
marcado en el alma, necesita ser al menos tratado con un especialista, dado que 
esas huellas, acaban acarreando problemas emocionales y físicos.
Sin embargo, hay traumas o situaciones para las que no estamos preparados de forma 
natural y por tanto nos rompen para siempre.
Estas situaciones, son muy difíciles de superar sin ayuda de la medicina tradicional, 
además del apoyo psicológico o psiquiátrico.
La pregunta es además: ¿ se curan estos dolores?
Mi respuesta es, se curan con mucho tiempo de por medio y cuando digo mucho, 
me refiero a decenas de años y de la mano de un profesional.
Hay quienes dejan todo y se van a formar parte de un grupo de personas que se 
alejan totalmente del mundo, quienes deciden,  que esto que vivimos es un sueño 
y que solo haciéndose uno con el todo estaremos en plena paz.
Posiblemente, esta solución es muy buena, pero requiere estar en estado de meditación 
horas, días y más días, para entrenar a la mente a no irse al pasado ni al futuro, sino 
estar completamente en el presente.
Es un entrenamiento mental que puede conseguir resultados maravillosos, pero 
requiere dejarlo todo, para vivir de la mano de la respiración y renunciar a todo 
para sentirse parte de Dios.
Esta solución, no es posible para muchas personas, quienes tienen obligaciones 
familiares o simplemente no quieren retirarse de este mundo.
Si hablamos del dolor crónico, algo que conozco a la perfección, por ser mi caso, 
retirarse, no soluciona la situación.
El dolor crónico neuropático, solo puede ser parcialmente aliviado, tomando 
medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central. Estos medicamentos, 
suelen ser los mismos usados para las “depresiones” y lo que hacen, es dar al 
organismo las mismas substancias que aportan a las personas que han pasado 
por traumas y no segregan suficiente serotonina, para llevar una vida normal en 
el mundo en el que vivimos./
Voy a hablar de mi caso, porque es el que mejor conozco.
dolores-corporales
Hace aproximadamente 17 años, sufrí el shock de ser diagnosticada con un 
aneurisma cerebral y tener que decidir en horas ser intervenida. Tomé la decisión 
de operar, entrando al quirófano, con el pánico de sufrir una inmovilización del 
lado derecho de todo mi cuerpo.
Milagrosamente después de 9 horas de operación, toqué mi cabeza y tenía cabello 
( a los médicos les había dado pena, cortar mi larga cabellera de rizos), podía 
mover mis manos, mi pierna. Todo eso lo comprobé en segundos, cuando recobré 
la razón en esa cama de la UCI, donde clamé por horas por unas gotas de agua.
Después de 7 días, salí del hospital y el que es ahora mi marido, desenredó mi 
cabellera, con la paciencia de un ángel, mi madre me acompañó a caminar menos 
de una calle, estando ya agotada para todo el día. Me olvidé de la mitad de mi vida, 
no recordaba mis proveedores de DIA (donde trabajaba comprando alimentos 
dulces). Mi familia de DIA, me recibió incluso antes de que los médicos lo 
permitiesen, solo para ayudarme a recordar, todo lo que tenía olvidado (incluso 
manejar el programa Excel).
Cuando me reincorporé a la vida normal. Un día sin pensarlo, pensé que me moría 
por falta de respiración, vino la ambulancia a casa y me diagnosticaron algo que 
yo no conocía: “ataque de ansiedad”. Pasé también episodios de “claustrofobia”, 
cuando me metía en atascos.
Los médicos decidieron recetarme una medicina antidepresiva.
Para mí, tener que tomarme ese tipo de medicamento, fue, tal vez casi más duro 
que someterme a la operación del aneurisma.
Entré en una auténtica guerra conmigo misma:
-Y ahora tú, niñita débil, estás mal y yo, la todopoderosa, voy a tener que tomarme 
esas medicinas de personas mentalmente enfermas y débiles. Yo, que lo puedo 
todo, yo, que no necesito de nada y de nadie para salir adelante
Imagino, ya 17 años después, con la madurez obvia que me acompaña, que ese 
era el fondo del rechazo que yo sentía hacia esas medicinas.
Necesité terapias con un psicólogo, para ayudarme a aceptar que necesitaba esas 
medicinas y que no eran mis enemigas.
Poco a poco, fui tomándolas  con menos rechazo, pero siempre trataba de bajar 
la dosis, para obligarme a dejarlas cuanto antes.
Un buen día, ya no las necesité más y pude perfectamente vivir sin ellas.
La historia no acabó allí. Unos 7 años después, enfermé del dolor neuropático que 
ahora padezco.
Practicaba de manera estricta “Un Curso de Milagros” y había aprendido de 
memoria que todo lo proyectamos nosotros.  Por eso, me hice 100% responsable 
de mi dolor y trataba desesperadamente de proyectar salud en vez de enfermedad, 
eso me generaba mayor angustia, tomaba homeopatía, nada me ayudaba. Apareció 
el ticnitus (un ruido permanente del oído que puede incluso enloquecer a un ser 
humano), el dolor aumentó. Estuve viendo a una especialista psicosomática, ya 
que los Otorrinos de las Mejores Clínicas y Países nada encontraban.
La buena mujer me recetó una de estas medicinas, que me ayudó relativamente,  
además de “ponerme perfume cuando mi marido llegara a casa”. La angustia de 
que incluso un médico de la salud mental, me dijese:
  • Doctora, ¿pero cuando mejoraré de este dolor?
  • Cuando vengas a, consulta y hablemos de otra cosa que no sea tu dolor. Tengo 
  • una paciente a quien incluso le subía la fiebre y no tenía nada
Yo, me obligaba a hacerme dueña y señora de mi dolor y responsable de usar mi 
mente, para no sentir, algo que me hacía profundamente infeliz a mi y a las personas 
que me rodeaban.
Apareció Dulce Pérez (psiquiatra venezolana), a quien llamo “mi salvadora” y con 
una potente medicina antidepresiva y diseñada también para los dolores neuropáticos, 
hizo que mi vida tomara sentido. El grado del dolor y así mi enfoque pesimista 
hacia lo que me pasaba bajaron. Dejé de preguntarme cada segundo: ¿y cómo 
viviré con este dolor toda mi vida? y me dediqué a vivir.
Hace 6 meses, dado que esta medicina había dejado ya de ayudarme, estuve de 
baja y al haber tratado absolutamente todo en la Unidad del Dolor, apareció otra 
medicina más antigua, mezclada con otra más, que me han ayudado nuevamente 
a retomar la calidad de vida.
Esta nueva medicina, me ayuda con el dolor, pero no tiene los beneficios de la 
medicina anterior en los que se refiere a controlar los miedos, angustias….etc.
Viví durante 2 meses el “mono” de dejar una droga y fue simplemente horrible.
Mi amiga, de la que hablo al principio de este escrito me ayudaba día a día, a manejar 
ese sentimiento de angustia, de pajarito mojado muerto de miedo en una esquina 
(como yo le describía la situación). Ella, también tomó esa medicina y decidió 
dejar de tomarla. Había pasado por todo lo que yo,  estaba viviendo y podía 
comprender exactamente cómo me sentía
Otra amiga, analizó las dos medicinas y me recetó spinning cada día. El deporte 
aeróbico, es sin dudas, una dosis de medicina antidepresiva. A mí, me ayudó, a 
poder estar sin esa medicina que había tenido que dejar, por ser incompatible 
con el nuevo medicamento que me estaba ayudando contra del dolor.
¿Y para qué doy todo este tipo de detalles personales?
Los doy, para que cuando vean la recomendación  que voy a hacer, sepan que no 
es simplemente una opinión. Es, muy por el contrario un testimonio, de una 
persona que ha pasado, shocks por enfermedades graves y dolor crónico a niveles 
de un 12 sobre 10.
Yo no podría vivir sin las medicinas,  quienes muchos critican o esconden que 
las toman.
¿Por qué ese tabú a las medicinas antidepresivas?
-Tenemos que ser capaces de tener nuestros propios mecanismos para afrontar
 todo lo que nos pase en la vida
– Bull Sheet
Bull sheet mil veces. La vida es puñeteramente dura y además es una sola. 
Aunque haya reencarnaciones, olvidaremos todo.
¿Por qué, si hay algo que puede ayudarnos a transitar este duro camino per se y 
más duro aún, si se dan circunstancias como las que he comentado en el punto 
3, no podemos hacer uso de esos bastones?
¿Por qué tenemos que estar por encima del bien y del mal?
¿Por qué tenemos que ser capaces de vivir sufriendo cuando hay algo, 
producto de la investigación que puede ayudarnos?
Les habla quien sentía auténticamente repulsión por este tipo de medicamentos.
He tenido una auténtica guerra con ellos.
-Yo soy fuerte y puedo vivir sin Ustedes.
– Voy a comenzar a ir bajando la dosis para ver si puedo dejarlos
En ese punto, de siempre intentar dejar esas medicinas, caía en episodios de 
dolor enloquecedor, amargando las vacaciones de mi familia. No so sé por qué, 
siempre me ponía estas metas en verano
Una vez, en la Unidad del dolor me dijeron:
– Nunca en tu vida,  podrás dejar de tomar esa medicina. Y además tomas poco 
(60 mg) porque la dosis máxima es 180 mg
-Doctor y qué haremos cuando no me haga efecto
– No pienses en eso, algo nuevo habrá
La angustia de que iba a llegar el momento en que no me hiciera efecto me
 acompañó por muchísimos años.
Ocurrió hace 6 meses. Ya la medicina que tomaba no me ayudaba. Pasé 6 terribles 
meses probando todo tipo de tratamiento en la Unidad del Dolor y una medicina, 
me ha dado la calidad de vida que necesito para ser feliz y hacer feliz a mi familia
Entonces:
-¿Debo negarme a tomar este tipo de medicinas, porque crean adicción y debo 
pasarme las 24 horas al día, muerta del dolor, tratando de aliviarme solo con 
cosas naturales como la homeopatía, siendo imposible conseguirlo?
He pasado por este rechazo a las medicinas. Me he sentido culpable, he tenido 
todo tipo de emociones hacia estas medicinas antidepresivas y para dolores neuropáticos.
Después de una larga relación de 17 años con este tipo de medicinas, tiempo 
durante el que las he odiado, aceptado temporalmente, jugado a reducir la dosis 
para dejarlas, etc….
Después de tanto tiempo, solo puedo decir:
GRACIAS.
Gracias a los investigadores que las crearon. Gracias, gracias, gracias
Gracias a estos medicamentos, puedo desempeñar el rol de madre, trabajadora, esposa, 
amiga, hija. Gracias a ellas, logro hacer una hora de deporte de gran intensidad cada 
mañana. Gracias a ellas practico yoga, escribo, sonrío, ayudo a quienes me necesitan.
Ellas, son mis aliadas, mis amigas.
¿Para qué, dejarlas, por qué debo sufrir si ellas pueden darme el alivio al dolor (físico 
o mental)?
Este es mi testimonio.
descarga
Si tu eres una de estas personas que sienten vergüenza con sigo mismas por estar 
de pie física y emocionalmente gracias a estas medicinas, te pido que te reconcilies 
con ellas. Son tus amigas, por qué quieres contra viento y marea, echarlas a la calle, 
si ellas son el bastón que necesitas.Sé que hay quienes crucifican a este tipo de 
medicamentos. Por cierto, quienes lo hacen, me atrevería a decir que no han 
pasado situaciones de shock o dolor como a los que yo hago referencia.
Yo estoy aquí, con 3/10 de dolor, gracias a esta medicina. Espero que pueda 
ayudarme unos cuantos años y sé, que durante ese tiempo, investigadores estarán 
trabajando en crear otras, que me que ayudarán cuando éstas ya no lo hagan.
Gracias medicinas, ustedes son mis amigas.
Me da igual si no puedo sola.  ¿Por qué debo poder? ¿No es suficientemente 
difícil la vida, como para no aceptar ayuda?
Espero que mi reflexión, te haga parar la lucha con ese objetivo de: “dejar la medicina”.
¿Por qué? ¿Qué te avergüenza?, ¿Qué te preocupa? ¿Prefieres estar en agonía,  
que vivir día a día,  dando las gracias de corazón por poder disfrutar de un cielo
 azul, una puesta de sol o un café con leche y un periódico en la mañana?
Piénsalo, ¿por qué debes dejar de tomar una medicina, que te ayuda a 
ser más feliz, en medio de una situación dura que estás viviendo y que durará 
toda la vida?
Con toda mi humildad y amor.
Escrito por:
Alba Labarca